El gato negro

Después de haber desaparecido lunes y martes, llegó el miércoles, más flaco y apagado que de costumbre. Noté que tenía dificultades para respirar así que el día jueves decidí llevarlo al veterinario. Me dijo que estaba preocupado porque tenía un virus muy común en los gatos que causa los efectos que causa la leucemia en los humanos (ya una de mis gatas murió de eso) y además tenía una infección respiratoria, por lo que sus colmillos estaban un poco manchados de sangre. Le recetó una solución de amoxicilina que debía darle vía oral.

El día viernes no le fue mejor, diría yo que amaneció aún peor. Desde que llegó hasta ese entonces no había podido comer nada ni beber agua, aún cuando se la daba con jeringa, así que le costó mucho tomar la medicina. Se la di a las 6 de la mañana. Tenía la lengua pegada y seguía respirando agitadamente. Para las 2 de la tarde empezó a maullar muy fuerte (no había podido maullar desde que llegó) y quiso desesperadamente salir al patio, pero ni siquiera podía caminar, así que lo llevé hasta allá.

Se echó afuera y se tranquilizó. Mi hermano me dijo que era mejor llevarlo a que le pusieran la inyección letal, pero yo al ver que se tranquilizó aun pensaba que sobreviviría. Llamé al veterinario y ese maldito cabrón me dijo que si sobrevivía para mañana empezaría el tratamiento con inyecciones, pero que no podía empezarlo ya porque le había dado medicina oral antes por la mañana.

Cada tanto tiempo durante las siguientes horas salía al patio a ver como seguía. Por fin parecía que estaba mejorando, pero aún no podía tomar agua. Le traté de dar medicina por segunda vez, pero solo le pude dar la mitad de la dosis porque lo demas lo rechazaba. Se desesperó nuevamente, empezó a maullar, quiso caminar y se tambaleaba demasiado. Llegó a las escaleras que dan hacia el techo de mi casa, y quiso subirlas pero se cayó. Y ahí se quedo echado otro rato. Esta vez jadeando por la boca. Y yo, tan estúpido, seguía con mi idea de que se recuperaría y no quise llevarle a que le aplicaran la inyección letal para que no siguiera sufriendo.

Lo envolví en una toalla y lo llevé adentro. Empezó a ponerse aún más apagado. Estuvo cerca de una hora así, hasta que empezó a sacudirse muy violentamente y a respirar todavía más despacio. Parecía que le daba algo como un paro respiratorio o que sé yo. No quise verlo, mi madre fue quien se quedó con él hasta el final.

Volví un poco después, cuando parecía haber dejado de respirar. Lo acaricié y respondió estirándose mucho y parecía que respiraba otra vez. Y de nuevo dejó de hacerlo. Le toqué la frente y movió de nuevo su hocico tratando de jalar algo de aire. Ya se había quedado totalmente apagado. Le puse un trapo húmedo en su frente para que cerrara sus ojitos.

Me siento terrible. Pude haber tomado la decisión de llevarle de nuevo al veterinario para que lo “pusieran a dormir” y así no hubiese sufrido tres ataques. Pero realmente pensé que se recuperaría. Siento que pudiendo haber terminado con el sufrimiento de ese animal lo alargué más. Y el pobre gato ya no ponía ninguna resistencia cuando manipulaba su cabeza para darle agua o medicina con una jeringa, solo se me quedaba viendo como diciéndome “¿Y ahora qué? ¿qué va a pasarme?”. Pude haberme dado cuenta antes y no, lo presioné y le hice pasar mal sus últimos momentos. 

Espero que ya el animalito esté en un lugar mejor. Espero que descanse en paz.

Anuncios

~ por Guillermoras en julio 26, 2008.

3 comentarios to “El gato negro”

  1. Yo no sabia lo que le habia pasado Dx, escuche a la Karla que menciono algo pero no le preste atencion, yo tenia un gato asi, se llamaba Linda, tenia yo 10 años y mi padre llebo a casa un nuevo miembro, un perro llamado willy, era muy grabnde y si entre en panico porque dije: se va a comer a la linda >__>, y en efecto, fue solo cuestion de tiempo para que le mordiera el cuellito y se muriera T___T,,
    quiero mi gato D:,, me voy ire a comer ceviche :B,
    te quiero guille, tu compañia es muy agradable :D, nos vemos, CINE ON TODOS ! que onda ? :e, beso, bye.

  2. se que lo notaras, asi que .. era GRANDE ¬¬, jajajaaj
    luego lo vas a querer agregar Dx

  3. <.< esque para tener perros y gatos, el gato debe ser mayor y el perro debe de haber crecido viviendo con gatos, y así no tienen ningun problema unos con otros.
    Mi cuñado tiene un perro que es una cruza de labrador y un gato y juegan bien kurado :B

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: